Como ya comenté, tuve un pequeño problema, al formatear por error un disco duro externo de 400Gb donde guardo mis películas.
En un caso así, lo mejor es apagar el disco que se ha formateado (en mi caso era un disco externo) o el ordenador que lo contiene para evitar sobreescrituras y templar los nervios.
Si es posible lo mejor es hacer una imagen del disco borrado, volver a apagarlo y trabajar con la imagen.
En primer lugar probé con herramientas gratuitas: gpart (que intenta encontrar la estructura de particiones que existía antes, algo innecesario en mi caso pues solo tenía una partición que ocupaba todo el disco), testpart (que recrea la tabla de particiones anteriores) y photorec (que recupera archivos borrados). Después de las 2 horas que estuvo trabajando sólo recuperaba archivos borrados.
Probé Fat Recovery de DiskInternals y después de 14 horas solo había revisado el 10% del disco, cancelé la búsqueda e inmediatamente aparecieron los archivos (para recuperarlos hay que pagar claro, la versión de prueba solo busca). Lo deseché por lento.
La salvación:easy Recovery, que apafentente ha recuperado los archivos (eso sí tras 50 horas de trabajo)

Llevo mucho tiempo diciendo al administrador de sistemas de mi empresa (¡hola Master!) que no es un buen hábito que los usuarios de los sistemas linux (unix por extensión) entren al sistema como root sin necesidad.
Existen alternativas, como usar sudo o una buena política de grupos y permisos y está claro que es un tema de costumbres.
Pero es que no somos conscientes de lo que podemos llegar a hacer.
El otro día mientras copiaba unas películas a mi disco externo (con el que ya he tenido algún que otro problema), obtuve unos errores de inconsistencias en la FAT con lo que ubuntu lo montó como sólo lectura. Cuando iba a intentar arreglar los errores (y debido a que estaba totalmente despistado) cometí el error de usar el comando mkfs en lugar del fsck.
¿Pero como puede pasar eso? pues sí que pasa.
¿El resultado?: 380Gb de películas (todos ellos obtenidos por medios legales por supuesto, la duda ofende) volatilizadas en menos de 1 minuto.
Cuando dejé de reírme comencé a buscar soluciones…
Esta claro que en Windows eso no hubiera pasado (porque habría visto que me aparecía la ventana de format y me habría pedido confirmación.
En Linux (en UNIX), el usuario root no pide confirmación de nada. Se sobreentiende que sabe lo que hace, algo a lo que los eternos aprendices nunca llegamos.

La verdad es que no me sorprende pero me ha llevado un rato entender qué pasaba.
Intentaba enviar una url (http://www.screeperzone.com/2007/08/09/activity-tracker-version-01-released/ interesante pluggin para igoogle para saber a qué dedicamos el tiempo) a un compañero y no había forma de que le llegara. El texto que le escribía si que llegaba pero el enlace no había forma.
El problema es que el url contiene “.scr”, algo realmente peligroso según microsoft (supongo que en algún momento algún virus/troyano lo usó, alguien hizo un parche 6 meses después y se quedó ahí).
La forma de evitarlo es quitar el “www.” inicial, con lo que ya no existe la cadena “.scr”. Normalmente se puede acceder a la dirección sin el www primero.

He leído aquí sobre el tema, aunque realmente hay muchas referencias del tema.

Entre otras razones por esto:

Además ya se puede usar en España (y por software que no veas que grima da tener que soldarle cablecitos a un cacharro tan caro)

Por si alguien quiere el código fuente

Fuente: Hackzine

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.